sábado, 17 de octubre de 2009

.




T
rágica historia de amor entre la apasionada Catherine y el atormentado Heathcliff es sin duda uno de los romances más inolvidables de todos los tiempos. Como dijo Virginia Woolf, Emily Brontë era capaz de liberar la vida de su dependencia de los hechos, con un par de pinceladas podía conseguir retratar el espíritu de una cara de modo que no precisara cuerpo, al hablar del páramo conseguía hacer que el viento soplara y el trueno rugiera