domingo, 10 de enero de 2010



Te conocí,
en un lugar poco usual,
y me preguntaste algo,
que no puedo recordar.
Nos vimos de nuevo,
y nos pusimos a conversar.
Con el tiempo,
nos hicimos amigos de verdad.
Yo te conozco mucho,
y ya te he empezado a querer.
Y siempre puedes contar con algo:
Mi amigo eres,
y siempre lo seras.