domingo, 5 de diciembre de 2010



Mírame y dime que es lo que ves, sé que no soy una reina de belleza claro tampoco soy horrible, soy de esas que pasan desapercibidas y nadie voltea a mirar. Sé que sueno como si no tuviera amor propio, pero no es mentira eso es lo que soy una don nadie.

Mírame una segunda vez y dime que es lo que ves, sé que no soy una chica superficial claro tampoco soy una nerd, soy de esas que están en el grupo de las normales, que aunque no estás en la clase baja no llegarías ni a los talones de una chica popular.

Mírame una tercera vez y dime que es lo que ves, sé que no soy esa clase de chicas que se acuestan con todo ser masculino claro tampoco es que nunca haya tenido novio, soy de esas que tuvo la cantidad de novios que debería estar informado un padre... tal vez unos tres o cuatro.

Mírame una cuarta vez y dime qué vez, se que no soy perfecta claro tampoco soy una escoria, soy como esas que están en el punto medio... me pregunto si eso existirá, tal vez me lo esté inventando para apaciguar un poco mis ideas.


Mírame una quinta vez y ahora que me has visto toda esa cantidad de veces, dame una razón... solo una. Del porque de todo esto ¿Por qué estoy llegando a este punto? De autodestruirme... solo por ti.

¿Por qué no me miras como lo haces con ella? ¿Por qué me ignoras? ¿Por qué...? Simplemente dímelo.

Quisiera ser un poco más fuerte y no hacerlo, pero las lagrimas no sacan mis emociones, no puedo hablar con nadie, aunque tampoco nadie quiere oírme... y al final que es lo que puedo hacer.


Tomar una tijera o algún artefacto afilado y llevarlo a algún lugar de mi brazo, donde lo entierro en mi piel y hago un corte, dejando que las gotas de sangre salgan con libertad.

Y sabes que es lo más raro de todo, que me gusta y no lo puedo dejar de hacer, tampoco soy capaz de dejarlo... probablemente un día lo intente, pero por los momentos solo te mirare entre la multitud, viendo como no me dedicas ni una sola ojeada, para cuando llegue a casa vuelva mi rutina.

Te confesare, cada gota de sangre es una de mis lagrimas... cada una derramada por ti. Cuídalas. Porque solo te pertenecen a ti.

Te Amo.